Comida saludable
 

Mantenernos sanos es vital para un desarrollo académico óptimo. Sin embargo, a veces no le prestamos suficiente atención a lo que consumimos ni a nuestra actividad física diaria y esto se puede convertir en un problema serio. Luego de leer un poco sobre el tema, aquí te dejo 8 consejos claves para mantenerte saludable.

  1. Desayuna: Muchos universitarios tienen la mala costumbre de no desayunar. Desayunar es sumamente importante, es la comida que te da la energía necesaria para realizar tus actividades diarias luego de haber estado muchas horas sin comer. Puedes comerte un yogurt, frutas frescas, cereales integrales, etc.
  2. Evita los alimentos azucarados: No tomes sodas ni jugos con alto contenido de azúcar, evita los snacks que sean dulces, cereales azucarados, etc. ya que estos no aportan nutrientes y hacen más daño que bien. Toma mejor agua y cuando quieras una merienda escoge frutas, nueces o barritas integrales.
  3. Sustituye lo frito por lo asado: Evita los alimentos fritos y en su lugar escoge platos hechos en parrilla, al horno o hervidos. Puedes preparar varias pechugas de pollo a la parrilla y guardar para comer al otro día.
  4. Come frutas y vegetales todos los días: Incluye la mayor cantidad de frutas y vegetales en tu alimentación. Estos contienen muchas de las vitaminas y minerales que tu cuerpo necesita. Puedes comprar las frutas frescas cuando están en especial y congelarlas. Recuerda, la mitad de tu plato deben ser frutas y vegetales.
  5. El equilibrio es importante: No es que no te comas un hamburger de vez en cuando, es que sepas combinarlo a la hora de comerlo. Si te vas a comer un hamburger doble carne con extra queso y bacon, acompáñalo con una ensalada y agua.
  6. Come pescado: Incluye salmón, atún u otro pescado en tus alimentos. Estos son altos en nutrientes esenciales como los ácidos grasos poliinsaturados (omega-3), que ayuda a prevenir enfermedades del corazón.
  7. Disminuye el consumo de carnes y grasas saturadas: Trata de no consumir carne todos los días. En su lugar, puedes sustituirla con legumbres, granos o pescado. Así disminuyes también el consumo de grasas saturadas que se asocian a muchísimas enfermedades.
  8. Ejercítate: Si no tienes tiempo para ir a un gimnasio, puedes mantenerte activo haciendo pequeños cambios en tu vida diaria, como por ejemplo, tomar las escaleras en lugar del elevador, estacionarse lejos y caminar, o cuando estés estudiando, levántate y muévete de vez en cuando.

Pequeños cambios hacen la diferencia. Si quieres conocer de algunas recetas fáciles y saludable, accede aquí.

USDA My Plate

0 Comentarios

Contesta

Portal administrado y diseñado por el Centro de Asistencia Educativa

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

Create Account